Su mensaje ha sido enviado , usted será contactado en breve

Contactenos ahora!

Cerrar
Inicio » Noticias » Cooperativismo » La presentación de “imowi”: será la primera prestadora nacional de telefonía móvil cooperativa

La presentación de “imowi”: será la primera prestadora nacional de telefonía móvil cooperativa

La Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones (Catel) presentó oficialmente la marca de lo que será la primera prestadora nacional de telefonía móvil cooperativa en Argentina: se llama “imowi”, que es la combinación de integración, movilidad y wireless. Se espera el lanzamiento del servicio para junio de 2021.

“Queremos que nos conozcan como la primera prestadora nacional de telefonía móvil cooperativa, con alcance nacional pero arraigo territorial, con músculo local. Somos un integrador con proyección para cautivar a usuarios de más de 1.000 cooperativas y 1.500 pymes, con una inversión proyectada en dos millones de dólares en 18 meses solo para el proyecto de MVNO”, explicó el presidente de Catel, Ariel Fernández.

El anuncio de “imowi” podría caracterizarse como el punto final de un proceso de cuatro fases vivido por las cooperativas que forman parte de CATEL: estancamiento, evolución, colaboración y legitimidad. Asimismo, el lanzamiento de “imowi” cierra un primer capítulo en la constante búsqueda por innovar de CATEL, pero fuerza la apertura de otro dominado por un complicado interrogante: ¿cómo continuar innovando de forma rentable respetando los principios del cooperativismo?

 

LAS COOPERATIVAS PRIORIZAN LA INVERSIÓN SOCIAL
A diferencia de las empresas con fines de lucro, las cooperativas priorizan la inversión social para mejorar la calidad de vida de sus miembros. Las cooperativas de telecomunicaciones en Argentina lo lograron expandiendo los servicios de telefonía básica a áreas que tradicionalmente eran ignoradas por los principales operadores de telecomunicaciones, ya que no garantizaban un retorno de la inversión en un tiempo razonable.

Las cooperativas de telecomunicaciones lograron, mediante la conexión de áreas rurales y remotas, mantener el país conectado permitiendo a sus clientes acceder a servicios similares a los que se ofrecen en las principales áreas metropolitanas del país. La iniciativa social mostrada por las cooperativas al invertir en su comunidad no se tradujo en una iniciativa de mayor envergadura en la que diferentes cooperativas unieran sus recursos para mejorar los servicios que ofrecen comercialmente a sus clientes.

Esto se tradujo en un bajo grado de innovación digital y modernización de la red por parte de las cooperativas, las cuales comenzaron a quedar relegadas tecnológicamente en comparación con los proveedores de servicios urbanos. La creciente brecha en la calidad del servicio y su desempeño. El principal obstáculo que enfrentan las cooperativas que buscan modernizar su infraestructura es la falta de economías de escala, lo que garantizaría su adquisición a un mejor precio.

 

COORDINAR ACCIONES QUE BENEFICIARÁN A LAS COOPERATIVAS DE TELECOMUNICACIONES
Con el objetivo de coordinar acciones que beneficiaran a las cooperativas de telecomunicaciones surgen en distintos momentos históricos dos federaciones, FECOTEL y FECOSUR. Sin embargo, al enfocarse en temas políticos internos, las federaciones ignoraron las solicitudes de las cooperativas más grandes que pedían la implementación de medidas prácticas que les ayudarían a avanzar hacia la oferta de servicios convergentes que generarían nuevos negocios.

Un ejemplo de esto se observa al repasar la evolución de la idea de un servicio móvil cooperativo que se remonta a la primera década del siglo XXI cuando hubo una iniciativa que contó con el apoyo de varios funcionarios del gobierno para otorgar un espectro radioeléctrico a las federaciones de cooperativas con el fin de ofrecer servicios móviles.
Al desaparecer esta alternativa, las federaciones optaron por perseguir el lanzamiento de un operador móvil virtual (OMV). Idea que aparentemente daría frutos cuando un operador móvil le ofrece a FECOSUR la oportunidad de alojar su OMV, lanzado bajo la marca “Nuestro”. Este fue, por muchos años, el único intento reconocible de cualquiera de las dos federaciones de cooperativas de telecomunicaciones en Argentina para diversificar la oferta de servicios de sus miembros.

 

(N. de la R.: Nota publicada en Prensa Cooperativa).