Su mensaje ha sido enviado , usted será contactado en breve

Contactenos ahora!

Cerrar
Inicio » Columnas » Ecología: Cuidados y preparados para nuestra huerta

Ecología: Cuidados y preparados para nuestra huerta

Febrero es uno de los meses más calurosos del año, así que las tareas de jardinería durante este mes (hemisferio sur) se basarán sobre todo en el riego y el control de plagas.

Las plantas de interior se pueden ver afectadas por las mismas plagas que las de exterior. Presta atención al estado de sus hojas y si presentan algún cambio.

El riego lo realizaremos a primera hora de la mañana o a última de la noche para evitar que el agua se evapore con el efecto del sol y procuraremos no mojar las hojas y flores.

Como le prometí en la nota anterior, hoy les dejaré la receta para realizar PURIN DE ORTIGA
El purin de ortiga es uno de esos remedios caseros que podemos usar para casi todo, por un lado nos sirve para fortalecer las plantas ante nuevas plagas y hacerlas mas resistentes y por otro lado nos ayuda a combatir hongos y plagas como los ácaros, pulgones etc..
Este es el material que necesitarás para preparar purín de ortigas:
Un recipiente (balde, bidón) de un volumen mayor que el del preparado (por ejemplo, para hacer 1 l de purín, usa un recipiente de 2 l como mínimo);
una tela para tapar el recipiente;
material de filtrado: colador, tamiz, un trozo de tela
un embudo para el trasvase;
botellas de plástico o de vidrio para almacenarlo.

1. Reúne las plantas frescas o secas (tallos y hojas). Cortalas en trozos grandes e introducelas en un recipiente grande de plástico que contenga agua de lluvia. Las plantas deben quedar totalmente sumergidas. Para 100 gr de planta fresca necesitaremos 1 litro de agua, pero para 100 gr de planta seca usaremos 3 litros de agua.
2. Tapa el recipiente con la tela. Esto permitirá que pase el oxígeno indispensable para la fermentación y evitará que los insectos accedan al purín.
3. Coloca el recipiente en un lugar resguardado del sol (a una temperatura de entre 15 y 25 °C).4. Déjalo fermentar y remueve el líquido todos los días. Cuando ya no se formen burbujas en la superficie del preparado al removerlo, habrá terminado la fermentación. Esto puede prolongarse de 5 a 12 días en función de la temperatura exterior (la fermentación es mucho más rápida cuanto más elevada sea la temperatura).
5. Filtra el líquido una primera vez con ayuda de un tamiz. A continuación, vuelve a filtrarlo una segunda vez con ayuda de una tela o unos pantis. Ahora el purín está listo para usar.

a) Mediante riego
Diluye el purín al 20 % si lo utilizas como estimulante mediante riego en la base de las plantas. Así, 2 litros de purín diluidos en 10 litros de agua permiten restituir los nutrientes necesarios para el crecimiento de las plantas de forma asimilable. En cambio, una concentración más elevada podría inhibir el crecimiento.

b) En pulverización
Una dilución al 10 % permite luchar contra los pulgones y los ácaros cuando se pulveriza sobre las hojas. Se aconseja una dilución al 5 % como tratamiento para la planta con el fin de prevenir enfermedades criptogámicas como el mildiu, la lepra, el oídio o incluso la roya. Este preparado debe utilizarse cada dos semanas para conseguir un efecto preventivo.

Si desean consultarme o solicitar semillas lo pueden hacer a través de: Mail: platomely@yahoo.com.ar – Facebook: Mely Plato Radio – WhatsApp: 01161110101
Espero sus mensajes y bienvenid@s en esta nueva etapa.

 

Mely Plato: Conductora radial y Periodista.