Su mensaje ha sido enviado , usted será contactado en breve

Contactenos ahora!

Cerrar
Inicio » Columnas » Huerta para primerizos y olvidadizos en espacios reducidos

Huerta para primerizos y olvidadizos en espacios reducidos

Hacer una huerta ecológica puede parecer complicado, hay muchas cosas a tener en cuenta y a veces es fácil perderse, ¿Cómo hacer una huerta urbana en casa?, ¿qué plantas se pueden cultivar en una terraza? ¿Qué materiales son imprescindibles? ¿Es necesario invertir en una mesa de cultivo? Qué es una mesa de cultivo? Son preguntas muy habituales que seguramente te has planteado si estás pensando en hacer una huerta por primera vez. Pero te aseguro que no es difícil, una vez que tienes claro qué es lo que necesitas y los pasos a seguir para comenzar. Hacer una huerta en casa es sencillo y una experiencia muy gratificante.

Además, tener una huerta te ayudará a comer mejor y de forma más ecológica, ¿sabías que según la FAO (La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) las huertas urbanas pueden ser mucho más productivas y ecológicas que la agricultura tradicional? En un solo metro cuadrado de cultivo podes llegar a producir 20 kg de comida al año. Así que, tu huerta, aparte de ser un hobby divertido y que nos obliga a dejar un rato el celular y salir al aire libre, puede proporcionar una buena cantidad de hortalizas y verduras orgánicas (y de paso muy sabrosas) a nuestros menús.

Da igual el espacio con el que cuentes, la experiencia que tengas o los cultivos que quieras plantar, para empezar un huerto necesitas estas 5 cosas básicas.
1 – Recipientes: Los recipientes donde vamos a plantar son muchos y muy variados, hay desde: mesas de cultivo, que son “macetones con patas”, esto te permiten cultivar sin arquear la espalda y plantar muchos cultivos en el mismo espacio gracias a su gran superficie. Macetas o recipientes que tengas para reutilizar (botellas, latas, cajones, etc.), hasta jardines verticales que los podés fabricar con palets de madera. Escoger uno u otro dependerá de varias cosas: el espacio con el que dispones y los materiales que tengas para reciclar. No existe un “recipiente ideal”, sino que deberás escoger el que mejor se adapte a tu situación.
2 – Tierra: El sustrato o tierra es el medio donde se desarrollan las raíces de la planta, de allí absorberá sus nutrientes, por eso, es muy importante que tengamos una tierra rica en minerales. Será de mucha ayuda que comiences a producir tu propio compost, con los restos orgánicos de tu cocina.
3 – Semillas: Lo cierto es que en una huerta urbana podes plantar todo tipo de hortalizas y verduras, desde lechugas y tomates, hasta maíz o pepinos. Todo depende del espacio que dispongas, de la época del año, y por supuesto, las semillas que tengas. Al final de la nota te cuento más sobre esto.
4 – Agua: El agua se encarga de “recoger” los nutrientes del suelo y transportarlos a través de las raíces a la planta. Es imprescindible para el buen desarrollo de las plantas. Durante otoño-invierno los riegos serán menos intensos y más espaciados. (Día por medio). La regadera o manguera sigue siendo una buena solución para huertas pequeñas. Lo ideal es hacerlo muy lento, poco a poco, para que el agua se infiltre bien por toda la tierra. Al hacerlo muy de golpe, se generangrietas que hacen que el agua fluya rápido y no de tiempo a las raíces a absorberla.
5 – Sol: Debes tener en cuenta que los cultivos agrícolas necesitan muchas horas de luz. Las especies de otoño-invierno van a necesitar al menos 4 horas de luz solar. Trucos para aprovechar más la luz: Averigua las zonas de sol y sombra de tu jardín, balcón o patio, úsalas para generar microclimas en tu huerto. Ten en cuenta la orientación, y la sombra generada por edificios, árboles, etc. Usalo en tu favor jugando con ello! Coloca aquellos cultivos más exigentes en las zonas con más luz, y aquellos que agradecen cierta sombra bajo estos o en zonas donde las horas de luz directa sea menor.

Con toda la información anterior ya podes comenzar a sembrar… Pero ¿Cómo lo hago? Cómo sembrar en 4 simples pasos
PASO 1: Para mejores resultados, humedece el medio de cultivo antes de sembrar. Es importante que la humedad sea homogénea, para que no quede ninguna zona seca que pueda dificultar la germinación.
PASO 2: Hace un pequeño agujero, que no supere 2 veces el tamaño de la semilla (es un error habitual enterrarlas mucho). Las semillas más pequeñas (lechugas, rabanitos) basta con ponerlas sobre la superficie.
PASO 3: Coloca 2-3 semillas en cada agujero, no más. Vuelve a cubrir con una ligera capa de sustrato ( tierra). Vuelve a regar con cuidado de no remover las semillas del sitio.
PASO 4: Cuando las semillas hayan germinado, deberás escoger la más fuerte y quitar las otras dos, así, le dejarás espacio para que pueda crecer bien.

Me despido y les recuerdo que ya pueden acceder al kit de semillas gratuitas del INTA Otoño – Invierno. Como siempre, para quienes las deseen se pueden comunicar a través de: Facebook: Mely Plato Radio
Mail: platomely@yahoo.com.ar
Página: www.melyplato.com.ar
Mely Plato, promotora del INTA y conductora radial.