Su mensaje ha sido enviado , usted será contactado en breve

Contactenos ahora!

Cerrar
Inicio » Columnas » Huerta Orgánica: La huerta, las fases de la luna y el nutritivo perejil

Huerta Orgánica: La huerta, las fases de la luna y el nutritivo perejil

A pedido de algunos lectores vamos a aprender, a grandes rasgos, por qué es tan importante respetar las fases de la luna en los trabajos agrícolas. Si observamos en los calendarios, vienen marcadas las cuatro fases principales de la luna. Si bien hay fases intermedias, nos dedicaremos a: luna creciente, luna llena, luna menguante y luna nueva.
Durante la luna menguante la tierra absorbe energía, agua y minerales, o sea, acumula y guarda. Entonces la savia de las plantas baja hacia la raíz a fortalecerse.

Si en esta luna la tierra tiene mayor capacidad de absorción, lo más lógico es que durante la menguante se abone la tierra para aprovechar bien lo que le pongamos. Realizá tus propios preparados, fertilizantes, compost, cenizas, purín. No uses abonos químicos.

Durante la luna creciente, la tierra se relaja y respira, como expulsando; entonces, la savia sube. Esta es la peor fase de la luna para podar, porque la planta se desangra, pierde savia y se debilita. Pero si de injerto se trata, ésta es la mejor luna porque está tirando excesos hacia afuera y el injerto los recibe.

Si tiene que podar una planta enferma, escoja la luna nueva, que es como un punto neutro pero que lentamente irá recogiendo energía. Si la planta está sana, la mejor poda será en menguante; no pierde savia porque está en la raíz y cuando ésta sube, fortificará el nudo que está debajo del corte y el brote será un éxito.
Hay un dicho campesino que dice: “Todo trasplante, es más seguro en menguante”. Por favor, no eche en saco roto esta sabiduría milenaria.

Los almácigos siémbrelos cuando tenga tiempo; pero los trasplantes a tierra fija, hágalos en menguante.
Si se siembra papas en creciente, tendrán un hermoso follaje, porque la tierra está exhalando, pero debajo de ella las papas serán pequeñas y escasas. Como crecen bajo tierra, es mejor plantarlas en menguante, al igual que las zanahorias, ajos, cebollas, etc.

En jardinería, donde lo que más deseamos es que florezcan las plantas y tengan hermosas hojas, se justifica la luna creciente: tendrán mucho follaje y florecerán. Pero en el caso de una acelga o lechuga, no nos conviene que florezca hasta fin de la temporada cuando tenemos que recoger su semilla. Si va a plantar césped en su jardín, hágalo en luna creciente. Crecerá rápido y se fortalecerá con los cortes futuros.

 

El perejil
Es una semilla que demora 20 días, más o menos, en brotar. Siémbrelo a fines de la menguante para que la creciente lo ayude a brotar. Es una verdura que no debe faltar en la huerta, es sufrido, brota en cualquier tierra y hasta soporta sequías.

También es bianual, quiere decir que la planta dura dos años y al segundo es cuando engruesa su tallo central y entrega esas umbelas cargadas de semillas que debemos recoger, porque la planta después de esto se seca y muere.
Conocemos al perejil como planta aromática que intensifica los sabores de algunos preparados, salsas especialmente, también como adorno en platos de la alta cocina. Pero en la cocina criolla lo usan en atado junto a una rama de orégano y otra de laurel, lo empapan en vino o cerveza y con esto chicotean los asados a las brasas.

Pero… ¿Tiene otras propiedades el perejil? ¡Por supuesto que sí!
1.- Contiene mucho betacaroteno.
2.- Es rico en minerales como: calcio, fósforo, hierro y azufre.
3.- Es un potente antioxidante.Ojo con las que deseamos ser bellas y rozagantes, porque rejuvenece la piel, siendo un buen aliado ante los
diferentes problemas que ésta puede presentar. Por lo mismo, es muy útil contra las úlceras internas y externas.
4.- Por ser rico en clorofila, combate el mal aliento y ayuda a depurar el cuerpo de toxinas y grasas acumuladas, haciéndolo ideal en las dietas de adelgazamiento.
5.- Con su gran contenido de vitamina C, fortalece el sistema inmune, previniéndonos de infecciones, cataratas, problemas cardíacos y del temido “cáncer”.Antes de continuar leyendo, busque un macetero o un tarrito con tierra y plante unas semillas de perejil. Cuando termine de leer, se dará cuenta de que empleó tiempo y energías en algo que más tarde se las devolverá con creces.6.- Poderoso diurético; ayuda a eliminar en forma natural los líquidos mal acumulados. Al limpiar los riñones, lejos de debilitarlos, los fortifica, dejándolos saludables. Por esta cualidad es muy bienvenido en las dietas para la hipertensión.
7.- Rico en calcio; indicado para las menopáusicas, previene y combate la osteoporosis y muy benéfico para niños y deportistas.
“En la huerta es raro que lo ataque alguna plaga, se cuida solo y no necesita otro cuidado que no sea el agua necesaria”.
8.- Su alto contenido en vitaminas y minerales lo hace ideal para combatir la anemia, el cansancio físico y mental, la anorexia, fatiga o debilidad general.
9.- Fortalece el cabello y las uñas.
10.- Del perejil se extrae un aceite llamado “APIOL”, que se usa para las fiebres intermitentes y las neuralgias.
No deje de incluir un manojo de perejil en sus ensaladas. Déjelo que salga libre en cualquier rincón de su huerta, brotará generoso, sin molestar a las demás especies.

Si es valioso y sabroso en la cocina, es doblemente valioso en sus jugos verdes y crudos.

Podés acceder al kit de semillas del INTA para iniciar tu huerta orgánica si aún no lo hiciste. Solo solicitalo a través de:
Facebook: Mely Plato Radio
Mail: platomely@yahoo.com.ar
Página: www.melyplato.com.ar
También vas a encontrar notas y consejos para tener una huerta orgánica sana, no te lo pierdas.
Mely Plato, promotora del INTA y conductora radial.

 

Esta es última nota del 2019. Les agradezco a mis lectores y lectoras, por apostar a la producción de alimentos sanos, por volver a conectarse con la tierra y los ciclos de la naturaleza. Les deseo Felices Fiestas, en familia. Y que repliquen lo aprendido en el cuidado del ambiente y en todo lo que está a nuestro alcance para Vivir Mejor.