Su mensaje ha sido enviado , usted será contactado en breve

Contactenos ahora!

Cerrar
Inicio » Columnas » Huerta Orgánica: Huerta, jardín y fertilizante natural en verano

Huerta Orgánica: Huerta, jardín y fertilizante natural en verano

Estamos en uno de los meses más calurosos del año, así que las tareas de jardinería y huerta se basarán sobre todo en el riego y el control de plagas. Febrero tiene una gran variedad de opciones para sembrar y plantar. Recordar hacer siembras escalonadas, es decir, sembrar en una semana y a las dos siguientes repetir la siembra, para tener vegetales durante un tiempo, sin necesidad de esperar tanto para obtener la cosecha.

Plantas de interior.Las plantas de interior se pueden ver afectadas por las mismas plagas que las de exterior. Recuerda que no todas las plantas de interior pueden estar expuestas al sol, por lo que deberemos protegerlas y alejarlas de las ventanas.

Plantas de exterior, arbustos y árboles.Este mes tendremos que acolchar (es decir hacer una cama con pasto seco u hojas) a las azaleas, camelias y hortensias, así como a las plantas que estén recién plantadas, para proteger las raíces de las altas temperaturas y mantener la humedad que necesitan. Además, tendremos que ir guiando las plantas trepadoras.

Poda. Aún estamos a tiempo de realizar la poda de formación de los frutales y rebajar el volumen de las trepadoras. También podaremos los setos, tanto en formación como mantenimiento. Podemos podar los arbustos tras la floración.

Plagas y enfermedades. Continuaremos atentos a las plagas veraniegas como lo son la araña roja, el pulgón o la cochinilla. Además, las babosas y los caracoles difícilmente se habrán marchado de nuestra huerta o jardín. Procuramos utilizar abonos e insecticidas naturales y para favorecer la regeneración de las plantas retira las flores marchitas. En los rosales, además de pulgón, pueden aparecer hongos. Eliminamos los capullos enfermos antes de que sea demasiado tarde.

Riego. El riego lo realizaremos a primera hora de la mañana o a última de la noche para evitar que el agua se evapore con el efecto del sol y procuraremos no mojar las flores, hojas ni frutos. Sobre todo en el caso de las plantas anuales el riego será diario al igual que la mayoría de las macetas, que se secan más rápidamente.
Además, al agua de riego podemos añadir abono líquido, como purín de ortiga. En caso de que no fertilicemos nuestras plantas con el riego deberemos hacerlo con cualquier tipo de abono orgánico, como el compost, no olvidemos que es muy importante nutrir bien nuestras plantas en esta época del año. Después de la primera floración no debemos olvidarnos de abonar los rosales.

Huerta. Es el momento de recoger nuestra cosecha de verano y preparar la tierra para la huerta de otoño. Además, continuar vigilando las “malas” hierbas o yuyitos.
El purín de ortigas es uno de los remedios más usados en la agricultura ecológica, ya que se trata de un fermento únicamente a base de ortiga y, por lo tanto, desprovisto de cualquier producto químico.  Completamente natural y ecológico. Por sus propiedades, funciona eficazmente  como fertilizante y también como insecticida.

Es rico en nitrógeno y otros micronutrientes, y contiene hormonas que estimulan y regulan el crecimiento de hojas, raíces y tallos en los cultivos. Como insecticida, funciona muy bien contra algunas plagas, ya que no sólo las elimina, sino que también las ahuyenta, volviéndose de esta manera un remedio preventivo y hongos.

PASO A PASO:En un balde con tapa, pondremos tantos litros de agua como litros de purín queramos elaborar. El agua debe ser libre de cloro, es decir, preferiblemente de lluvia. Si no disponemos de agua de lluvia, podemos usar agua de pozo o incluso agua de grifo, pero dejándola reposar tres o cuatro días, para que elimine todo el cloro (evaporación).

Añadiremos cien gramos de Ortigas frescas por cada litro de agua que hayamos puesto en el balde, de forma que si tenemos diez litros de agua, pondremos un kilo de ortigas frescas. Lo mezclaremos todo a conciencia y lo dejaremos ahí durante al menos diez días. Debemos trocear las Ortigas antes de mezclarlas con el agua, sobra decir que necesitaremos unas tijeras de poda y unos guantes.

Cada día debemos remover la mezcla dos o tres veces, para que la maceración sea efectiva y el purín se vaya generando correctamente. Trascurridos los diez días, debemos separar las ortigas del agua y desecharlas, lo único que utilizaremos es el agua de maceración, que ha pasado a convertirse en un Purín de Ortigas.

Es importante saber, que la maceración produce un olor realmente repulsivo, y que cuanto más tiempo dejemos la mezcla macerar…. mas intenso será ese nauseabundo olor.

El purín se utiliza principalmente en etapas de crecimiento, cuando nuestras plantas están desarrollando materia vegetal y creciendo día a día. No es un abono indicado para el periodo de floración.Podemos almacenar el purín que nos sobre en botellas cerradas, guardadas en un lugar fresco y apartado de la luz.

Podés acceder al kit de semillas del INTA para iniciar tu huerta orgánica si aún no lo hiciste. Solo solicitalo a través de:
Facebook: Mely Plato Radio
Mail: platomely@yahoo.com.ar
Página: www.melyplato.com.ar
También vas a encontrar notas y consejos para tener una huerta orgánica sana, no te lo pierdas. Mely Plato, promotora del INTA y conductora radial.