Su mensaje ha sido enviado , usted será contactado en breve

Contactenos ahora!

Cerrar
Inicio » Noticias » Cooperativismo » Córdoba: Cuando la energía se transforma en una política de inclusión

Córdoba: Cuando la energía se transforma en una política de inclusión

Con una extensión de 600 kilómetros de líneas de energía rural en su ámbito de prestación, además del servicio urbano, la Cooperativa de Electricidad, Vivienda y Servicios Públicos de Los Cisnes (Colevisep) entiende que las escuelas rurales deben estar abarcadas en esos trayectos. “Esa fue siempre la decisión del consejo de administración”, explica el gerente de la entidad cordobesa, Aldo Truant. “Si había una escuela rural, debía quedar con el servicio eléctrico” sin importar la distancia.

Las ocho escuelas rurales que funcionan en los alrededores de la pequeña localidad de Los Cisnes, ubicada el sureste de Córdoba, tienen energía provista por la cooperativa cuya instalación costeó la propia entidad solidaria en su momento.

“Todos sabemos de la importancia de la energía eléctrica y entendemos que es un elemento de inclusión, por más que en la escuela haya cinco chicos. Realizar el mayor aporte en post de la educación y la capacitación es una de las premisas que tiene la cooperativa”, explicó el gerente.

La posibilidad de tener luz en los establecimientos educativos no sólo mejora la tarea diaria, sino que arrima otras posibilidades, como la opción de la conectividad.

“Muchas de estas escuelas hoy tienen Internet ya sea con nuestro servicio, o como en el caso de la escuela de Colonia Santa Clara, a través de la Provincia en forma satelital porque está muy alejada de los puntos desde donde se podía suministrar Internet”.

Hace unos días, el presidente de la Colevisep, Neldo Bonatto, junto al gerente visitaron la escuela Olegario V. Andrade (Colonia Santa Clara) donde brindan energía hace 24 años .

 

La urgencia de un nuevo esquema tarifario

La cobertura de la energía rural en el territorio genera en las cooperativas una dispersión de recursos económicos y técnicos que no alcanza a compensarse con las tarifas actuales. Por eso, la dirigencia cooperativa demanda hace tiempo un nuevo esquema que permita prever la recuperación del valor agregado de distribución (VAD) de la prestación rural.

En Los Cisnes, “tenemos usuarios de energía a 45 km del pueblo y llegar hasta ahí por caminos que muchas veces se transitan a duras penas hace que la prestación sea muy compleja”, describe Truant y agrega que hoy el servicio está en estado crítico.

“Las cooperativas van tratando de resolverlo de alguna manera y en muchos casos la única opción es dejar de hacer inversiones, algo que es duro porque hay líneas eléctricas que tienen muchos años de vida útil y requieren de un cambio o mantenimiento. Sin duda que es una situación complicada”.

Truant afirma que hoy la mayoría de las cooperativas de Córdoba no está realizando nuevas inversiones en las redes eléctricas. “La fábrica de postes que tenemos junto con otras cooperativas prácticamente no está trabajando. Ese es un síntoma de que la crisis está golpeando en todos lados”.

En Córdoba, las 200 cooperativas de servicios públicos cubren el ciento por ciento de la energía rural, abarcando en promedio una extensión aproximada de 70 mil kilómetros, según datos de la federación Face Córdoba. Además de otro esquema tarifario, como parte de un nuevo marco regulatorio que hoy está en manos del Gobernador, las entidades demandan financiamiento accesible para mantenimiento e inversiones.

 

Fuente: Colsecor Noticias.