Su mensaje ha sido enviado , usted será contactado en breve

Contactenos ahora!

Cerrar
Inicio » Noticias » Cooperativismo » Acercamiento interdoctrinal con la Iglesia Católica

Acercamiento interdoctrinal con la Iglesia Católica

Cooperar protagonizó junto con la Pastoral Social un encuentro organizado por el Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo (Cgcym), en la ciudad de La Plata. Los disertantes señalaron la necesidad del trabajo conjunto en el marco del posicionamiento a nivel global que viene realizando el Papa Francisco para transformar el sistema económico dominado por el gran capital.
El tesorero de Cooperar y dirigente del cooperativismo de trabajo José Orbaiceta expuso las características de las empresas de la economía solidaria, “donde manda la mitad más uno de las personas y no la mitad más uno del capital” y recordó que los orígenes de esta “economía en manos de la gente” estuvo en muchos casos vinculado a la comunión entre el cooperativismo y el cristianismo.
“Donde no estaba el Estado, la gente se organizaba para proveerse de servicios necesarios para que se pudiera vivir allí. Estaban las cooperativas y las estaciones de ferrocarril. Cuando cerraron los ferrocarriles, quedaron las cooperativas, que hoy son el cimiento de 1250 localidades en todo el país.”
Orbaiceta aclaró que “hemos sido mucho tiempo solidarios en solitario y hoy nos hemos decidido a trabajar con otros sectores”. De ese modo se refirió a la conformación de la Mesa Nacional de la Economía Solidaria junto con las mutuales y las pymes, así como a los vínculos generados con universidades e instituciones confesionales como la Iglesia Católica. “El Papa Francisco nos llama a abrirnos cuando señala que debemos hacernos cargo de transformar esta economía de la exclusión.”
En el mismo panel, el arzobispo y presidente de la Pastoral Social de La Plata, Héctor Aguer, vinculó a la cooperación con los principios de solidaridad y de subsidiariedad. Según este último, lo que puede ser asumido por los individuos no debe ser absorbido por la sociedad. Por eso el religioso subrayó la necesidad de garantizar libertad para desarrollar el asociativismo en la sociedad civil, con una intervención limitada por parte del Estado.
No obstante, consideró también que “hay vínculos muy profundos que deben ser desarrollados entre orientaciones fundamentales de la doctrina social de la iglesia y los principios del cooperativismo”, ejemplificó que la solidaridad en el ámbito secular es semejante al concepto cristiano de caridad y recordó el “daño que se sigue de un imperio abusivo del orden financiero sobre el conjunto de la actividad económica”.
Finalmente, recordó que la voz de la Iglesia “se hizo sentir” a través de los papas Juan Pablo II, Benedicto XVI y ahora el Papa Francisco respecto de los “grandes desequilibrios de la sociedad globalizada, que ponen en el peligro la paz mundial”. En este punto se refirió al principio de la solidaridad como guía para asegurar el acceso de todas las personas a los bienes de consumo básicos. “No se trata simplemente de ganar dinero y que los que siempre ganen sean los más poderosos”, afirmó.
El representante de la Pastoral Social Alberto Rezzónico manifestó durante la apertura su agradecimiento a Cooperar porque es “la expresión de un movimiento socioeconómico con peso en el país que invita a la Iglesia para que podamos hacer un debate abierto sobre nuestras posiciones y ver en qué podemos trabajar juntos para construir una sociedad mejor”. En esa línea, auguró que “otras estructuras sociales, económicas y culturales pudieran hacerlo como ejemplo de democracia y de dialogo”.
La secretaria del Cgcym, Dora Caeiro, valoró la posibilidad de seguir generando lazos entre estos dos sectores, después del puntapié que dieron el Papa y dirigentes del cooperativismo mundial, entre ellos el presidente de Cooperar y consejero de la Alianza Cooperativa Internacional, Ariel Guarco, en una audiencia que mantuvieron hace un año en el Vaticano.
Este tipo de encuentros, cuya primera edición fue el 14 de mayo en la sede de la Universidad Católica Argentina (UCA) seguirá replicándose a lo largo y ancho del país de la mano de la Pastoral Social y las organizaciones de la economía solidaria.

Fuente: COOPERAR.